Fake Tales of San Francisco

Título: Driver: San Francisco
Desarrollador: Ubisoft Reflections (los de Driver y Stuntman)
Distribuidor: Ubisoft
Disponible en: Xbox 360, PlayStation 3, Windows, Mac

En los 70, un desconocido Steven Spielberg se abría paso entre telefilmes producidos por diversas cadenas y algún que otro episodio de la serie Colombo hacia su primer gran éxito, Tiburón, que llegaría en 1975. Cuatro años antes, el cineasta rodaba con un presupuesto ridículo El diablo sobre ruedas, un filme de suspense que cosechó un par de premios notables pero que sobre todo ayudó a divulgar la figura de Steven Spielberg por todo el mundo, sembrando la carrera del futuro narrador predilecto de Estados Unidos que acabaría siendo. El guión escrito por Richard Matheson (Soy leyenda, La casa infernal), adaptando un relato corto suyo, retrata la obsesión de un conductor tipo de la clase media estadounidense de la época por un camionero anónimo que le acosa durante noventa minutos, en una escalada salvaje de lo racional -el típico pique entre camión y turismo- a lo irracional -el ensañamiento de un desconocido que desea tu muerte por encima de todo-. El gran acierto de la película es, entre otros, mantener al hostigador en todo momento fuera de plano, de manera que el espectador sienta que, en efecto, está siendo perseguido por un camión, elevando a un simple vehículo a la categoría de personaje, y aplazando indefinidamente la identidad de su conductor -el personaje de facto– y, por tanto, la anagnórisis que todo el mundo espera: ¿por qué hace esto el camionero? La respuesta de Matheson: ¿y por qué no? Sigue leyendo

Anuncios