Emergencia y progresión: Qué diferencia a Age of Empires de WarioWare Touched!

Diferentes tipos de juegos llevan asociados diferentes estructuras de reglas. Existen abundantes estudios sobre la diversidad de estas estructuras, especialmente referidos a las mecánicas de juego, pero hoy nos vamos a detener en una propuesta desarrollada por Jesper Juul que establece dos formas fundamentales de plantear al jugador un desafío: estructuras emergentes y estructuras progresivas. Mi interpretación sobre ambas estructuras puede cuestionar algunas de las afirmaciones plasmadas en su artículo.

Un paréntesis antes de comenzar: qué entendemos por regla de juego. Básicamente es un precepto, un axioma que se acata o no, pero no se cuestiona. El concepto está íntimamente relacionado con el objetivo principal del juego. Saltemos un momento al mundo real pero enseguida volvemos, no teman. Mi objetivo vital puede ser familiar, por lo tanto necesitaría dinero para construir una casa y alimentar a mis hijos. Como ser humano, buscaría primero el camino más corto hacia mi objetivo, robar ese dinero, pero ahí está esa ley (regla) que me impide cometer un atraco. Con los juegos pasa algo parecido. El camino más corto para superar una carrera en Gran Turismo sería obviamente salirse del circuito y llegar hasta la meta, pero ahí está esa regla que impide desviarse del trazado. Una regla es, pues, un obstáculo que hace más fácil o difícil la experiencia, pero siempre más emocionante.

Una de las estructuras emergentes más elementales reside, cómo no, en el ajedrez (hace un tiempo prometí no volver a hablar del ajedrez para esquematizar nada relacionado con los videojuegos, pero una y otra vez vuelvo a darme cuenta de la grandeza de este juego como herramienta didáctica). Todos hemos jugado alguna vez y todos conocemos la totalidad de sus reglas antes de que el primer oponente mueva su peón dos escaques, pero no sabemos la solución exacta a cada situación. El gameplay, la experiencia de juego, es mucho mayor que la suma de cada regla individual. Una estructura emergente genera múltiples variaciones, según la interpretación que haga cada jugador de las reglas, así como numerosas estrategias para lidiar con ellas.
Al igual que el ajedrez, existen videojuegos con estructuras emergentes puras, como Tetris o Pac-Man. Cabe preguntarse si el incremento de dificultad progresivo en cada nivel se consideraría una nueva regla, pero yo creo que no. El incremento de dificultad es la respuesta del oponente a tu habilidad como jugador, sólo que en estos casos el oponente es un programa informático y en el ajedrez es humano. Pero en ningún caso supone un nuevo obstáculo, sino la agudeza de uno existente. (Lee el artículo completo en El País)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s