Shank 2

Desarrollador: Klei Entertainment (los de Eets: Chowdown y Shank)
Distribuidor: Electronic Arts
Disponible en: Xbox 360 (Xbox Live), PlayStation 3 (PSN), Steam

El primer Shank fue sin duda un gran juego necesitado urgentemente de una secuela que limase las asperezas del mismo, especialmente su repetitividad en el gameplay, que convertía lo original y novedoso de un sistema de combate muy espectacular y violento en algo predecible y a la larga falto de chispa. Donde a primera vista Shank 2 sube el listón es en lo gráfico, con unos personajes y escenarios sensiblemente estilizados, con mayor nitidez especialmente si jugamos en un monitor o televisor HD. Esta mejora, a la vez que la variedad de escenarios y atmósferas de juego se amplían (ya no estaremos todo el rato en una película de Robert Rodríguez), ayudan a amenizar la experiencia. Lo más destacable en este sentido es el mayor número de enemigos, que introducen nuevas estrategias de combate, así como situaciones de peligro y suspense dignas del mejor film de acción palomitero: una máquina trilladora gigante que avanza inexorablemente y de la que hay que escapar derribando muros que ralentizan nuestra huida, un helicóptero que ametralla todo a su paso en una vertiginosa carrera por tejados y cables colgantes, o un simulacro de tower defense a los mandos de una ametralladora del ejército. Sigue leyendo

Seguimos

Vuelvo rodando al agujero del que salí, a la madre del cordero, al hogar paterno sin un céntimo en los bolsillos y con un escarmiento de los gordos. Así es, amigos, Giant Magazine me ha devuelto de una patada al tróspido lugar en el que empecé a escribir sobre videojuegos. Para mí volver a wordpress.com, con sus limitadas posibilidades dentro de su versión gratuita (¡ey!, han incluido nuevos temas), ha significado retrotraerme a 2008, año en que comencé a interesarme por la divagación en torno a los jueguecitos estos. Pero vuelvo con furia y al mismo tiempo mucho amor por repartir entre mis pocos lectores, así que como remedio al hecho de que a estas alturas las distribuidoras me habrán cortado ya el grifo de las promos, a partir de ahora voy a hablar solo de videojuegos a un precio que considere permisible para un desempleado como yo. Solo títulos de calidad, lo garantizo, pero calidad en relación al precio que se les exige, tampoco me pidan milagros. Les prometo que rebuscaré a fondo para traerles lo más original, bonito y barato del mercado, analizado criticado con buen gusto y sin notas. Nada por encima de 19,99 euros: ésa es mi premisa.